Calasanz Bienvenidos
Calasanz Slogan

ACUERDOS Y COMPROMISOS DEL CÓDIGO DE CONVIVENCIA

LAS AUTORIDADES

 ACORDAMOS:

  • Considerar la salud como una necesidad básica del ser humano y gestionar acciones que permitan prevenir y atender situaciones que la pongan en peligro.
  • Educar desde la identidad calasancia en la Piedad y las Letras, enfatizando en la vivencia de los valores humanos y cristianos, siguiendo a nuestro Divino Maestro Jesús y con el ejemplo de San José de Calasanz.
  • Reconocer a la naturaleza como creación Divina que requiere nuestro respeto y cuidado, puesto que es el hogar de la humanidad y la herencia que debemos dejar para las futuras generaciones.
  • Concienciar a los integrantes de la comunidad sobre la necesidad del cuidado responsable de los recursos materiales y bienes que la institución provee para el cumplimiento del servicio educativo, puesto que pertenecen a todos los miembros de la comunidad calasancia, tanto para las presentes como para las futuras generaciones.
  • Garantizar la participación de los estudiantes en los espacios previstos por la normativa legal, intraescolares, extraescolares  y otros eventos que propicien el fomento de la democracia y el buen vivir.
  • Afirmar a la inclusión como elemento fundamental de la convivencia armónica institucional y velar porque sea una norma de vida en todos los integrantes de la familia calasancia para que se constituyan en luz y ejemplo de la sociedad.

 NOS COMPROMETEMOS A:

  • Gestionar y apoyar el cuidado de la salud, la prevención del consumo de alcohol, tabaco, sustancias estupefacientes y el embarazo en adolescentes, mediante acciones que permitan concienciar sobre la responsabilidad del ser humano en el cuidado de su salud física y espiritual, como una necesidad básica e indispensable para ser felices.
  • Ser “cero tolerantes” en casos de maltrato infantil y abuso sexual y actuar de acuerdo a las normas legales vigentes.
  • Fortalecer la vivencia de los valores humanos y cristianos, desde el carisma de Calasanz, contando con el apoyo de la Comunidad Escolapia de la provincia de Nazaret y de los organismos internos de la institución.
  • Garantizar la idoneidad de los adultos que laboran en la institución en lo referente al buen trato y cuidado protector de los estudiantes.
  • Facilitar la realización de un proyecto integral de reciclaje de desechos sólidos, forestación y cuidado de las plantas ornamentales existentes, planificados y ejecutados por organismos institucionales afines con el cuidado del ambiente.
  • Elevar el sentido de pertenencia institucional y concienciar a los actores educativos sobre la necesidad de cuidar los bienes y recursos que reciben para el cumplimiento del quehacer  educativo, puesto que deben ser utilizados por las presentes y futuras generaciones.
  • Reponer, reparar y mejorar la infraestructura y los recursos materiales y tecnológicos de la institución que apoyan el proceso educativo.
  • Crear espacios y facilitar  la participación de la comunidad educativa en diversos actos de tipo socio-cultural, académico, científico,  deportivo, religioso y cívico-democrático en representación de la institución,   garantizando el cumplimiento de los derechos y la nivelación en el aspecto académico.
  • Promover acciones que permitan favorecer la vivencia de la inclusión como símbolo de respeto y valoración del otro en calidad de Hijo de Dios, creado a su imagen y semejanza.

LOS DOCENTES

 ACORDAMOS:

  • Educar para que los estudiantes cuiden su salud física y espiritual como elementos indispensables para ser felices.
  • Ser ejemplo de cordialidad, respeto, escucha y empatía en las relaciones con todos los actores de la comunidad educativa y vivir los preceptos cristianos, desde el carisma calasancio.
  • Considerar a la naturaleza como creación Divina que requiere nuestro respeto y cuidado, puesto que es el hogar de la humanidad y la herencia que debemos dejar para las futuras generaciones.
  • Concienciar sobre la necesidad del cuidado de los bienes materiales de la institución como una responsabilidad de todos.
  • Facilitar a los estudiantes su participación en actividades de tipo socio-cultural, académico, científico,  deportivo, religioso, cívico-democrático y otros, ofreciendo el apoyo que requieran para su nivelación académica.
  • Respetar y valorar la dignidad humana desde su diversidad individual, cultural, sexual, lingüística; por sus convicciones ideológicas, políticas, religiosas; desde sus derechos y libertades fundamentales garantizadas en la Constitución de la República y otras leyes afines; y, de manera primordial por ser Hijos de Dios.

NOS COMPROMETEMOS A:

  • Educar y motivar a los estudiantes hacia el cuidado de la salud, la prevención del consumo de sustancias nocivas y la vivencia de una sexualidad responsable.
  • Velar por el bienestar, la dignidad y el desarrollo integral de niñas, niños y adolescentes, tratándolos siempre con cariño y respeto, incluyendo los momentos de llamados de atención y corrección.
  • Mantener límites claros basados en el respeto y la dignidad de las relaciones entre adultos, niños y jóvenes, especialmente en lo relacionado con las muestras de afecto y acogida.
  • Utilizar un lenguaje respetuoso y digno para hacer referencia a los niños y jóvenes, evitando cualquier forma de expresión verbal o gestual ofensiva y minimizando el contacto físico que se preste a interpretaciones inadecuadas que puedan lastimar la dignidad.
  • Relacionarnos con los estudiantes únicamente en el horario y en el espacio escolar, en cuestiones fundamentalmente de índole educativa, utilizando el conversatorio y la mediación para la resolución de conflictos y el arribo a acuerdos.
  • Abstenernos de transportar en el vehículo a los estudiantes, sin autorización escrita de los padres de familia y sólo después de haberlo comunicado a las autoridades del plantel.
  • Promover el cultivo de los valores humanos cristianos, desde el carisma calasancio y hacer el acompañamiento a estudiantes que lo requieran.
  • Ser atentos y cordiales ante pedidos, desacuerdos y desavenencias con cualquier actor de la comunidad educativa.
  • Facilitar el accionar de los Departamentos de Pastoral, Convivencia y Consejería Estudiantil encargados de realizar el acompañamiento estudiantil.
  • Solicitar la ayuda de los organismos institucionales competentes, para la atención a situaciones de irrespeto a las normas de una sana convivencia.
  • Dialogar y ser ejemplo del buen uso de la tecnología (particularmente el celular) en los diferentes contextos y ambientes institucionales.
  • Elevar la conciencia ambiental de los estudiantes a través del contacto directo e indirecto con la naturaleza, para valorar la herencia recibida y reconocer la necesidad de cuidar, preservar y mejorar el ambiente.
  • Coordinar acciones con los estudiantes, contando con el apoyo de padres y madres de familia, para el cuidado del ambiente destinado para el aprendizaje, mediante el reciclaje y actividades de limpieza y orden.
  • Motivar el sentido de pertenencia a la institución reflejado en el cuidado y mantenimiento del mobiliario, dando también a conocer la normativa legal que existe al respecto.
  • Informar de manera oportuna al Departamento de Convivencia Estudiantil, sobre los daños y perjuicios que se presentaren en las aulas o en cualquier espacio de la institución, codificando personalizadamente los bienes materiales.
  • Estar atentos a las aptitudes y habilidades de los estudiantes para promover su participación en actividades de tipo socio-cultural, académico, científico,  deportivo, religioso y cívico-democrático y en los procesos electorales  estudiantiles, dentro y fuera de la institución; y, estimular la participación facilitando además la nivelación académica
  • Asumir con entusiasmo las funciones de Docente Asesor de las listas que participen en la elección del Consejo Estudiantil, y acompañarlos en el ejercicio de sus funciones durante el curso escolar, a fin de que puedan cumplir con su Plan de Trabajo.
  • Prevenir y ser cero tolerantes frente al acoso escolar, para lo cual se acompañará, vigilará y controlará situaciones de discriminación en la clase o fuera de ella, solicitando la ayuda de los organismos institucionales, de considerarlo necesario.
  • Utilizar, en forma permanente y oportuna, los temas de clase para promover la valoración de la diversidad como característica principal de la naturaleza, obra y creación Divina.
  • Orientar sobre protocolos y rutas de actuación frente a hechos que vulneren la integridad física y psicológica a padres de familia y estudiantes

LOS ESTUDIANTES
ACORDAMOS:

  • Valorar la vida y vivir una sexualidad responsable, considerando a nuestro cuerpo como templo del Espíritu.
  • Preservar nuestra salud mediante una buena alimentación, ejercicio físico y evitar el consumo de alcohol, tabaco y estupefacientes.
  • Ser ejemplo de cordialidad, respeto, escucha y empatía en las relaciones con todos los actores de la comunidad educativa y vivir los preceptos cristianos, desde el carisma calasancio.
  • Considerar a la naturaleza como creación Divina que requiere nuestro respeto y cuidado puesto que es el hogar de la humanidad y la herencia que debemos dejar para las futuras generaciones.
  • Ser conscientes que la institución es nuestro segundo hogar y que le pertenece a las presentes y futuras generaciones.
  • Velar por el buen nombre y prestigio institucional.
  • Ser fieles a la identidad calasancia y participando en las actividades que se promueven dentro y fuera del plantel con responsabilidad, solidaridad y empatía.
  • Valorar, acoger y reconocer que la diversidad humana es creación Divina, por tanto, debe ser cuidada, amada y protegida por todos.

NOS COMPROMETEMOS A:

  • Informarnos sobre los elementos de una dieta nutritiva y saludable evitando consumir alimentos que se expenden en la calle, cuya higiene es dudosa.
  • Vivir la sexualidad en forma sana y responsable, y evitar acceder o producir información que atente contra el pudor.
  • No consumir alcohol, tabaco, ni sustancias estupefacientes y velar para que ningún miembro de la comunidad lo haga.
  • Cuidar nuestra presentación e higiene personal y utilizar el uniforme de manera impecable puesto que es símbolo de identidad institucional.
  • Informar a los padres y autoridades de la institución cuando hayamos sido víctimas, o lo sean los demás, de situaciones que atenten contra la integridad y adoptar estrategias de autocuidado y protección para evitar la vulneración de derechos.
  • Mantener relaciones y actitudes propias del rol de estudiantes, con docentes y empleados de la institución, dentro y fuera del espacio y tiempo escolar.
  • Participar con entusiasmo en retiros y convivencias y estar predispuestos al cambio, al crecimiento personal como cristianos y a vivir los valores siguiendo a Jesús, con el ejemplo de San José de Calasanz.
  • Cumplir con la normativa legal, con los acuerdos y compromisos del Código de Convivencia.
  • Promover el diálogo y la mediación como estrategia para la solución de conflictos.
  • Aceptar que todo acto tiene consecuencias y reconocer los errores cometidos, para así ser cada día mejores seres humanos.
  • Dialogar con los representantes legales para recordar su compromiso de cancelar pensiones.
  • Estar atentos a las necesidades de atención y preservación que requiere la naturaleza, ser sujetos activos en su cuidado, hacer del reciclaje una actividad permanente, mantener limpio y ordenado los espacios y vigilar que los demás también lo hagan.
  • Contribuir con el mantenimiento y cuidado de las instalaciones de la institución, su mejora y ornamentación,
  • Utilizar responsablemente los recursos que brinda la institución para el aprendizaje y reparar o reponer aquellos que se dañen por descuido o maltrato.
  • Liderar, gestionar y participar, en actividades de tipo socio-cultural, académico, científico, deportivo, religioso, cívico-democrático y otros, dentro y fuera del plantel, demostrando los valores calasancios y poniendo al servicio de la comunidad nuestras habilidades y aptitudes.
  • Ser sujetos activos en la conformación del Gobierno Estudiantil, para promover a través de este organismo la mejora institucional y elevar su prestigio.
  • No discriminar a ningún actor de la comunidad educativa por su condición social, cultural, etnia, religión, género u otros aspectos, actuando de manera similar con personas ajenas a la institución.
  • Proteger activamente a todas las personas que se puedan considerar como vulnerables, mediante el acompañamiento y solicitar ayuda a otros cuando se considere necesario.
  • Declarar “cero tolerancia al acoso escolar” y solicitar ayuda en forma inmediata.

LOS PADRES DE FAMILIA

ACORDAMOS:

  • Cuidar de manera responsable la salud de nuestros hijos mediante la prevención y el acompañamiento permanente a fin de asegurarles un  óptimo crecimiento físico y una formación espiritual que les permita sentirse y valorarse como Hijos de Dios.
  • Promover la práctica de los valores humanos y cristianos a fin de que las relaciones interpersonales, y de manera especial  entre los miembros de la comunidad educativa, se vivan en un marco de respeto, confianza, solidaridad, empatía, trabajo y comunicación, garantizando un clima eficaz de trabajo escolar.
  • Considerar que el cuidado del ambiente es tarea de todos los seres humanos y por ello inculcarles a los hijos el amor a la naturaleza.
  • Fortalecer la cultura de respeto a los bienes propios y ajenos y el cuidado a los bienes de la institución
  • Apoyar la participación incondicional de nuestros representados en las actividades de tipo socio-cultural, académico, científico, deportivo, religioso, cívico democrático y otros que la institución promueve.
  • Erradicar toda forma de discriminación desde nuestros hogares, fundamentados en el respeto a la diferencia y en el cumplimiento de las normas vigentes.

NOS COMPROMETEMOS A:

  • Cuidar la higiene personal, el uso impecable del uniforme y brindarles una dieta saludable a nuestros hijos.
  • Estar atentos para evitar en nuestros hijos el consumo de alcohol, tabaco, sustancias estupefacientes y educar con el ejemplo.
  • Recibir orientación para una vivencia en la sexualidad responsable solicitando la ayuda de personal especializado y del  DECE, a fin de mantener una comunicación efectiva con nuestros hijos.
  • Vivir en el hogar los valores humanos y cristianos, para  que educando en el ejemplo, se formen nuestros hijos como personas íntegras.
  • Cultivar en nuestros hijos actitudes, hábitos y rutinas que favorezcan la cultura del buen trato y el autocuidado frente a situaciones de maltrato y abuso sexual.
  • Motivar a nuestros hijos para que vivan las relaciones interpersonales en un marco de respeto y acogida.
  • Manejar adecuadamente el proceso para resolver conflictos, ceñidos en las normas legales, según el órgano regular y expresando los desacuerdos con sumo respeto.
  • Apoyar a nuestros hijos para que participen de las convivencias, retiros, actividades sacramentales, clases de religión y demás actividades de pastoral, con mentalidad abierta, predisposición al cambio, actitud reflexiva y respetuosa, a fin de que sean espacios efectivos en su formación.
  • Asumir con responsabilidad el compromiso de cancelar las pensiones puntualmente y en caso de dificultades, informar oportunamente a las autoridades, a fin de buscar soluciones para las partes.
  • Promover la participación de nuestros hijos en  actividades de orden, limpieza, ornamentación y manejo adecuado de los desechos, tanto en el hogar como en la institución educativa, incentivando la protección del medio ambiente, a través de las tres eres: “reciclar, reusar, reducir”.
  • Apoyar y participar en actividades que emprenda la Institución para la preservación, cuidado y mejora del ambiente,
  • Asumir la responsabilidad del daño ocasionado, por descuido de nuestros representados, a los equipos, materiales, herramientas e implementos que la institución provee para el aprendizaje, reparando o reponiendo de manera inmediata.
  • Verificar que nuestros representados no lleven al hogar objetos que no les pertenecen y devolverlos de manera inmediata, entregando a los Inspectores de la institución
  • Incentivar y apoyar incondicionalmente a nuestros representados para que participen responsablemente en los eventos programados por la Unidad Educativa, dentro y fuera de ella, procurando siempre demostrar los valores cristianos y calasancios.
  • Educar a nuestros representados para que respeten las diferencias individuales y acojan a sus compañeros, sin discriminación alguna.
  • Declarar “cero tolerancia” al acoso escolar con el apoyo institucional.

PARA GLORIA DE DIOS Y UTILIDAD DEL PRÓJIMO